Si comienzas, la búsqueda no cesa

Cuánto amo a mi maestro..! Cuánta devoción tengo por él..! Y lo más maravilloso de esta devoción es que me termino haciendo libre.

La devoción y el amor se sienten en el interior. El verdadero maestro los siente y los ve inmediatamente, y no hace falta decir ni una sola palabra.

No importa si una persona critica lo que dice el maestro. Cada uno tiene su nivel de comprensión. Pero una cosa verdad: una vez que te has embarcado en la búsqueda de la verdad, la búsqueda no cesa. Una vez que has comenzado el camino espiritual, has comenzado…, y eso es lo que importa.

Mucha gente tiene el malentendido de que el discípulo, o alumno, acepta al profesor. Es al revés. Es el maestro quien te acepta o quien te dice que hay otro camino para ti, y te lo dirá siempre con amor.

Dadle a una persona sabiduría espiritual sin ninguna segunda intención o apego y esa sabiduría se perpetuará, crecerá. La semilla ha sido plantada y continuará por vidas y vidas.

 

 

 

Debe haber determinación

Hasta la energía, en su libertad, se adapta a las leyes naturales a través de las cuales opera

No necesitas iluminarte porque ya estás iluminado en interior. Lo único que tienes que hacer es quitarte las gafas oscuras para conocerte a ti mismo, para saber que tú mismo ya estás iluminado.

El corazón ha sido muy mal interpretado. El centro de la personalidad humana es lo que debemos llamar corazón, porque el centro de la personalidad humana es el espíritu, y el espíritu es el corazón que ama. El corazón ama no porque quiera amar, sino porque es la naturaleza del corazón amar y lanzar hacia delante ese amor.

El corazón está siempre irradiando una energía, una fuerza. esta radiación es siempre pura.

Ahora bien, el camino de la religión no es tan sencillo como parece; es, como dijo Vivekananda, en el camino de los héroes, de los guerreros. Debe haber determinación.

El secreto de la vida es ser capaz de fluir y fluir Quieres hacer algo?, No quieres hacer algo?, no lo hagas. Sé tú mismo.

 

 

Estad alerta!

El buscador encuentra su libertad en el andar de su camino. sus pasos y el camino que pisa son la base de su libertad personal

Cuando una persona es un verdadero buscador, el ambiente necesario para su crecimiento viene a él; todas las circunstancias lo llevan a él.

Se dice en las escrituras orientales y tibetanas que si eres un buscador de la verdad no te hace falta ir a ningún sitio.

Para conocerte a ti mismo tienes la libertad de usar cualquier cosa que se te ofrezca en tus circunstancias y aprender de ella Esto es muy importante.

Estad alerta!

Estamos en el camino y es bueno estar en el camino. Para conseguir el amor, este camino puede estar lleno de obstáculos. Pero es el camino hacia Dios.

 

 

Siendo encontrarás quién eres

En la libertad das lo único que puedes dar.

Te das a ti mismo siendo tu mismo. El que da es el que más recibe. Si algo significa algo para ti, síguelo, es importante. No tienes por qué confiar en la palabra de nadie, porque la verdadera palabra eres tú. Yo no te digo haz esto o aquello o lo de más allá. Tú haces lo que quieres y en el proceso encontrarás quién eres tú.

La iluminación viene sola

Libertad que es liberación.
La dicha existe en sí misma. A medida que una persona medita regularmente, alcanza más y más profundidad y alcanza áreas de mayor y mayor dicha, hasta que se convierte, de hecho, en la dicha misma. El ego se vuelve ahora totalmente transparente y toda la suciedad desaparece a través de este simple proceso.
 Si tiramos continuamente piedras a un estanque, las ondas serán continuas perolibertad-liberacion si dejamos de tirar piedras al estanque, entonces el impulso de la primera piedra se disipará y el estanque se volverá más claro. Este es el camino, esa es la senda a la libertad.
 Quién quiere la iluminación? Adoptad esta actitud: Déjame hacer lo que tengo que hacer y la iluminación vendrá por sí misma..
 Convertíos en una flauta, un trozo de madera con una serie de agujeros, y tocad música divina para que el mundo disfrute de ella. Pero abrid vuestros oídos para disfrutarla. No seáis sordos. Escuchad. Sed conscientes. ¿Habéis caminado alguna vez por el bosque escuchando el viento fluir a través de los árboles en una sinfonía divina? Es mejor que Wagner, Mozart o Beethoven.
Habéis caminado alguna vez por el jardín viendo el vaivén de las hojas? Es mejor que el flamenco. Os estoy tratando de decir que la vida es bella y que si estás vivo puede ser muy hermosa. No nos afecta lo que ocurre en el exterior porque hay algo muy bello que está ocurriendo en nosotros.