Como tratar un esguince de tobillo

Es importante tener en cuenta que un esguince de tobillo es una lesión que puede producir un gran dolor y que en ocasiones te impide caminar. Por esto, te recomiendo que visites al mejor fisioterapeuta de valdepeñas, el cual encontrarás en el centro médico de FisioSalud, para que tengas siempre una mejor recuperación.

Esta lesión se suele diagnosticar mediante el examen físico y algunas pruebas diagnósticas por imágenes. Sin embargo, para que tengas una recuperación más rápida, te tengo preparado este post, así que sigue leyendo y te aseguro que estos consejos te resultarán de gran utilidad.

Consejos para recuperarse de un esguince de tobillo

Cuando hablamos de un esguince de tobillo, existen algunos cuidados básicos que te pueden ayudar a recuperarte más rápidamente. Dentro de los principales están:

Descanso

Es lo primero que debes tener en consideración, puesto que cualquier movimiento mal hecho puede provocarte un mayor daño en el tobillo. Por lo tanto, el reposo es algo fundamental a la hora de recuperarte de este tipo de lesión.

Terapia de hielo

Es fundamental aplicar hielo en la zona afectada por lo menos durante 15 a 20 minutos en la zona afectada, repitiendo el proceso cada 2 a 3 horas. Sin embargo, debes preguntar a tu médico antes de hacerlo, porque en algunos casos esto no está indicado.

Compresión

Es importante comprimir el tobillo con una venda elástica para que la hinchazón se detenga, y que te puedas recuperar más rápido. Sin embargo, debes evitar que la venda esté muy ajustada, porque esto puede producir problemas en la circulación sanguínea.

Siempre es aconsejable colocarte la venda desde el extremo más lejano del corazón, para facilitar el drenaje de la sangre.

Elevación

Es otro aspecto fundamental, porque esto ayudará a reducir la inflamación de forma considerable. Siempre será mejor elevar el miembro por encima del nivel del corazón, especialmente durante la noche, de esta forma se podrá drenar el exceso de fluidos.

Medicamentos y fisioterapia

Siempre será recomendable optar por medicamentos que ayuden a disminuir la inflamación en todo momento. Además, unas buenas sesiones de fisioterapia aplicadas después de los 5 días desde la lesión, pueden ser de gran ayuda para recuperarse.

Sin embargo, en caso de que persista la inflamación y el dolor, debes esperar hasta que la inflamación desaparezca y que no exista dolor. De esta forma, podrás tener una recuperación más rápida, y podrás volver a tus actividades regulares rápidamente.

Cerrar menú