Hasta la energía, en su libertad, se adapta a las leyes naturales a través de las cuales opera

No necesitas iluminarte porque ya estás iluminado en interior. Lo único que tienes que hacer es quitarte las gafas oscuras para conocerte a ti mismo, para saber que tú mismo ya estás iluminado.

El corazón ha sido muy mal interpretado. El centro de la personalidad humana es lo que debemos llamar corazón, porque el centro de la personalidad humana es el espíritu, y el espíritu es el corazón que ama. El corazón ama no porque quiera amar, sino porque es la naturaleza del corazón amar y lanzar hacia delante ese amor.

El corazón está siempre irradiando una energía, una fuerza. esta radiación es siempre pura.

Ahora bien, el camino de la religión no es tan sencillo como parece; es, como dijo Vivekananda, en el camino de los héroes, de los guerreros. Debe haber determinación.

El secreto de la vida es ser capaz de fluir y fluir Quieres hacer algo?, No quieres hacer algo?, no lo hagas. Sé tú mismo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *