En la libertad das lo único que puedes dar.

Te das a ti mismo siendo tu mismo. El que da es el que más recibe. Si algo significa algo para ti, síguelo, es importante. No tienes por qué confiar en la palabra de nadie, porque la verdadera palabra eres tú. Yo no te digo haz esto o aquello o lo de más allá. Tú haces lo que quieres y en el proceso encontrarás quién eres tú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *